sábado, 2 de julio de 2016

QUINTA TERTULIA LITERARIA DE LA ASOCIACIÓN



TERTULIA LITERARIA: 29 DE JUNIO DE 2016

José Francisco Sastre García

            Una vez más, en esta ocasión el día 29 de junio, tuvo lugar una nueva tertulia literaria en el Circular Bar&Shop, organizada por la Asociación de Castilla y León de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror, que comenzó a las 20:30 y tuvo como tema de comienzo la siguiente pregunta: Las influencias literarias: ¿necesarias, útiles, prescindibles?
            Como ya viene siendo habitual, la primera parte de la tertulia se planteó como una ronda de exposiciones a cargo de cada uno de los asistentes, que plantearon cuestiones interesantes, aunque hubo una serie de ideas que resultaron generales:

1.      En lo que todos estuvimos de acuerdo en que por mucho que se pretenda negar, las influencias son inevitables: cuanto más se lee, sobre todo si el autor o la obra impactan en el lector/escritor, mayor es el bagaje cultural que se adquiere, lo que redunda de forma indefectible en el estilo a la hora de hablar o escribir.
2.      Se planteó también la idea de hasta qué punto se deben seguir estas influencias: en el fondo, la idea general de todos los asistentes se redujo a que son útiles además de inevitables, tal y como ya se ha explicado en el punto anterior, ya que permiten que el lenguaje escrito se enriquezca y adquiera nuevas formas de expresión que mejoren su forma de redactar.
3.      Derivado del punto anterior, surgió el hecho de que algunas personas abogan por la huida de las influencias y del estilo de los autores leídos, planteamiento que en el fondo no es otra cosa que una pequeña parte de la cuestión: para un autor que está comenzando, aplicar el estilo de un autor apreciado por él es una manera de afianzar el suyo propio, que irá creciendo a medida que el acervo obtenido de las lecturas lo lleve a elaborar su propio estilo, que acabará componiéndose de una mezcla de los estilos leídos, enriquecido por su propio aprendizaje, dando lugar a una personalidad exclusiva a la hora de escribir. Esto llevó a la idea de las diferentes maneras de aplicar estas influencias para que no se queden en una mera copia o repetición del autor de turno, sino que se integren como un todo homogéneo en el corpus del autor: innovarlas, modificarlas, darles toques que las conviertan en algo que pueda pertenecer al escritor que las ha tomado y no se queden en meras repeticiones, algo que de forma general no es demasiado fácil de conseguir.

A raíz de estas charlas surgió un aspecto indirectamente relacionado: la apreciación del lector al enfrentarse a la obra. Ante una narración, un lector puede estar viendo una influencia innegable de un autor clásico y otro no verla, influenciados, como es natural, por sus propias querencias literarias: por ejemplo, un seguidor de Poe puede encontrar referencias de este autor en historias que un lector menos fiel no vería… En el fondo, es la aplicación de una vieja máxima: “Ves lo que quieres ver”. Se expusieron algunos ejemplos de esta reflexión, alguno incluso vivido por los propios asistentes, demostrando ese aserto de manera fehaciente.

El final de la tertulia se desarrolló con la ampliación a otros temas, entre los que apareció la cuestión de la RAE y los últimos cambios producidos por la Academia en el lenguaje, un minidebate dentro de la tertulia que planteó hasta qué punto ciertos cambios son verdaderamente necesarios o adecuados.
            La velada finalizó tras un par de horas de intensa conversación: esperamos que la próxima, prevista para el 27 de julio (sí, a pesar del verano, del calor y de las vacaciones, seguimos ofreciendo la posibilidad de debates literarios, jejeje), resulte de interés y pueda contar con vuestra presencia para enriquecerla…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada